miércoles, septiembre 24, 2008

Un poco de gore japonés

Hoy voy a comentar tres películas gore japonesas. Un festín de sangre y entrañas que no os podéis perder.

The Machine Girl, de Noboru Iguchi.
Ami, una joven estudiante, prepara su venganza particular sobre los asesinos de su hermano. En el proceso, pierde un brazo y lo sustituye por una ametralladora para terminar su cometido.
La película comienza con una escena impresionante en la que Ami machaca a unos matones: a varios les deshace la cabeza a balazos, a otro le corta un brazo y la sangre sale a chorros (como si de una manguera se tratase), etc. Y todo en plan Serie B, casi estilo grindhouse, que se mantiene durante toda la película. Es una fantasmada bastante gore y aún sin tener un gran guión, es entretenida. Las escenas de las muertes son muy violentas (y alguna que otra muy cutre) y hay muchísima sangre. Una cosa a destacar para los fans de Evil Dead (como yo), es que al final la protagonista acaba llevando una motosierra al más puro estilo Ash.

Tokyo Gore Police, de Yoshihiro Nishimura.
Ruka pertenece a un escuadrón especial de la policía que se dedica a erradicar las mutaciones humanas que hay por culpa de un virus creado por un “mad doctor” conocido como Key Man.
Chicas con vaginas transformadas en bocas de dientes afilados y con senos que expulsan ácido, narices con forma de falos, chicos con penes convertidos en cañones… Sangre, vísceras y entrañas, y fluidos varios en una película muy exagerada y sorprendente. No apta para estómagos débiles.

Ichi the killer, de Takashi Miike.
Un jefe Yakuza desaparece con 100 millones de yenes, y Kakihara y su clan deciden buscarle, pues creen que le ha sucedido algo. Entonces descubren que el jefe ha sido asesinado por un hombre llamado Ichi, un pirado que cuando pierde el control hace trizas a la gente, literalmente.
Esta película es una orgía de sangre y entrañas. Es macabra, bestia, exageradídisima y enfermiza, pero para la gente que nos gusta el gore, disfrutamos como niños. Kakihara es un personaje sádico que usa técnicas de interrogación tales como colgar a una persona desnuda clavándole ganchos por todo el cuerpo y echarle aceite hirviendo encima… Ichi es un chaval joven con un trauma, y que cuando pierde el control saca unas cuchillas de las playeras y hace unas carnicerías que ni “Jason Voorhees”. Hay escenas pasadísimas de rosca, efectos muy buenos (y algunos un poco cutres pero que te hacen reír) y buenas actuaciones, como suele pasar en los films japoneses. Un 10 de película que recomiendo a todo el mundo.


(haz clic en las imágenes para verlas más grandes)


3 gruñidos

  1. dios, ichi the killer, no me entere de nada en toda la peli XD
    Muy bestia, pero rallante a mas no poder

    ResponderEliminar
  2. la verdad es que la peli se me ha hecho muy larga. tiene unas buenas escenas, bastante violentas la verdad, pero el resto de la pelicula es un caos. tiene una gran cantidad de dialogos innecesarios y deja muchas cosas abiertas (igual es cosa mia, pero que pasa con el tio que esta momificado?)
    eso si, el punto final del niño me encanto. Es una peli para ver trozos sueltos, entera ralla

    ResponderEliminar
  3. TGP es MUY cutre pero a la vez esta entretenida, hay escenas que parecen de coña por ejemplo cuando el tio se quita media cabeza y tiene 2 cañones de pistal y un cerebro de caerton (es que parece carton por eso lo digo xD) y cuando la japonesita le hace una mamada al tipejo ese y luego le arranca la poya de un mordisco (mas que nada por que si esta dura de un solo mordisco no se puede arrancar pero bueno...) parecen de coña esas 2 escenas pero digo lo mismo de antes, esta entretenida xD

    Un saludo!

    ResponderEliminar