viernes, septiembre 19, 2008

Tetralogía Templaria de Amando de Ossorio - Parte 1: La noche del terror ciego

Considerada fuera de este país como una obra maestra del cine de terror (incluso de culto), he de decir que la Tetralogía de los Templarios perpetrada por Amando de Ossorio es casi infumable (es mi opinión). Se compone de cuatro películas (que no tienen mucho que ver entre si) y que rozan la serie z. Podría escribir directamente "Es una mierda de proporciones inimaginables" y ya está, pero no puedo, porque hay ciertas cosas que no están mal del todo. En esta primera parte voy a analizar brevemente (no quiero que sufráis mucho), la primera película de la tetralogía.

Título original: La noche del terror ciego
Género: Terror, Zombies, Serie B
País: España
Duración: 92 Minutos
Año: 1971
Director: Amando de Ossorio
Guión: Amando de Ossorio
Intérpretes: Lone Fleming, César Burner, Helen Harp, Joseph Thelman, Rufino Inglés, Verónica Llimera, Simón Arriaga, Francisco Sanz, Juan Cortés
Música: Antón García Abril
Fotografía: Pablo Ripoll
Producción: Coproducción España-Portugal; Plata Films S.A. / Interfilme
Sinopsis: Bette llega a Lisboa por motivos de trabajo, donde encuentra a Virginia, antigua compañera de internado, la cual está acompañada por Roger. Los tres deciden pasar unos días en un parador de turismo. Viajan en un pintoresco tren y pronto se despiertan los celos entre las dos amigas. Virginia decide bajarse del tren y llega a un pueblo desierto presidido por una abadía. Se acomoda en una de las casas y se dispone a dormir, cuando empiezan a ocurrir cosas extrañas y terribles. Mientras tanto Roger y Bette han pasando la noche en el parador y están intranquilos por su amiga, así que van en su busca.

Comentario:
Este es el título que abre esta infame saga de películas Templarias (aunque en la película les llamen "Caballeros" a secas y no Templarios como debería ser). La película es muy lenta de por sí, pero encima cuando aparecen los Templarios siempre lo hacen a cámara lenta, con lo cual la película se eterniza. La ambientación no es gran cosa (aunque el pueblo tampoco necesitaba mucho retoque para ser siniestro), los diálogos llegan a ser absurdos a veces, las interpretaciones son de miedo (pero por malas), tiene escenas largas y muy aburridas, y la música... es una de las pocas cosas buenas de la película, sobre todo cuando aparecen los Templarios. Otras cosas buenas, además de la BSO, son: sangre (aunque muy poca), un desmembramiento y despelote.
Supuestamente, hay escenas que deberían dar miedo, o por lo menos mantenerte en tensión (aunque con esos Templarios es un poco difícil, porque dan más risa que otra cosa), pero es que están grabadas de tal manera que no transmiten ningún tipo de emoción (o eso, o que yo he nacido en una sociedad en la que no hay nada que nos pueda impresionar). Pero bueno...
Ahora voy a describiros a estos Templarios sedientos de sangre: son todos esqueletos que camina en la misma postura que el Sr. Burns de "los Simpsons". Van vestidos con túnicas en las que llevan un “Ankh” egipcio en vez de su típica cruz (si os atrevéis a ver la película descubriréis el por qué). Los brazos son todo hueso y las manos ni se cierran. Siempre van abiertas. Sólo hay una escena en toda la película en la que una de las manos huesudas se cierra sobre un madero. Además, estos personajes son lentos de cojones. Si los zombies de "La noche de los muertos vivientes" caminaban despacio, con estos vas a flipar. Se desplazan con más parsimonia que los perezosos de tres dedos (pero, curiosamente, nadie se les escapa). Y por último (no me apetece seguir describiendo más a estos engendros), no tienen ojos porque los cuervos se los comieron mientras estaban ahorcados, así que se guían por el sonido (y son capaces de escuchar los latidos de un corazón).

Resumiendo:
Actores que no son gran cosa, esqueletos templarios sedientos de sangre que salen de sus tumbas por la noche (¿¿??), típicas chicas sin cerebro y gritonas (cliché de las películas de serie b), una historia mediocre sin mucho sentido y una BSO aceptable. Vedla bajo vuestra propia responsabilidad. ¡El que avisa no es traidor!

4 gruñidos

  1. que mitica esta tetralogia, lo mejor son las imagenes del cementerio que se repiten en las 4 pelis XD
    saludos

    ResponderEliminar
  2. ¡Ese thrawn!
    ¡Gracias por visitar el blog!

    ResponderEliminar
  3. Esta peli está considerada de CULTO también en España, aunque gozó de mejor crítica fuera de nuestras fronteras.


    Es una GRAN película de terror y lo único malo que tiene es el bajo presupuesto. Porque imaginación no le falta (aunque el guión es bastante mejorable).
    En realidad no son caballeros Templarios. Diría que son caballeros Teutónicos. Por eso en ningún momento se dice la palabra templario, aunque la saga se vende como la de los caballeros templarios zombies (que en realidad son esqueletos).

    La actitud de los esqueletos encapuchados es la correcta. Se mueven lentamente pero ACECHAN. La idea es crear terror con esto, no acción ni drama. Eran otros tiempos y las cosas se contaban de otra manera.
    Quizás sobren los caballos.
    Y la escena del cementerio es mítica.

    El pueblo en ruinas que se usó como escenario de las tropelías de los esqueletos chupasangres es simplemente magnífico. Un personaje en sí mismo.

    ResponderEliminar
  4. Hombre, más que esqueletos les llamaría momias, como dicen en "El buque fantasma", porque se ve que tienen carne, aunque muy poca y casi descompuesta. Y lo de "Templarios" lo pongo por lo de "Tretralogía Templaria", porque en realidad no lo son. De hecho, en "El buque maldito" dicen que es una orden derivada de los Templarios.
    La escena del cementerio es muy buena, no te digo que no, aunque debería ser un poco más corta.
    Y aunque no comparto tu opinión, la respeto.
    ¡Gracias por visitar el blog y poner un comentario!

    ResponderEliminar