martes, noviembre 30, 2010

¡Plaga Zombie o muere!

¿Quién puede disertar una conclusión sobre el gusto universal definitivo?

Somos entes subjetivos por naturaleza. Por más neutrales que intentemos ser, nuestro punto de vista aparece de manera connotada en cada expresión. Así podemos decir que directa o inconscientemente todos hacemos juicios de valor. Por ejemplo, unos pueden referirse a los valores morales, aquello que nos hace ser buenas o malas personas; otros hablan de valores monetarios y lo bien que se vivía con 20 duros hace un par de generaciones; y dentro de otros tantos están también los que se fijan en los valores culturales: lo que es arte, lo que está bien hecho y/o lo que “mola”… y todo lo contrario.

Pues bien, imaginemos a un adolescente de 14 años a finales de los 90´ A.I. (Antes de Internet), en plena etapa de experimentación y “valoración de valores”. Está tranquilamente rondando una convención mayoritariamente de cómics, más concretamente FantaBAires ´98 A.M. (Antes del Manga), rodeado de vicio por doquier, y ante la ingente cantidad de actividades ofrecidas se decanta por ver una película titulada Plaga Zombie y cuyo flyer o panfleto (entregado en mano por los mismísimos integrantes de la película) rezaba algo así como “La primer película Argentina de Ciencia Ficción y Terror, Litros de Sangre, Zombis, Alienígenas, Cercenamientos, Amputaciones, Desmembramientos y Colorantes para Tortas”. Semejantes promesas no dejaban mucho lugar al resto de opciones, y así fue como quiso la providencia dejar caer ante los ojos de éste y de tantos otros jóvenes, no sólo 1 hora y 10 minutos de metraje de clase B, gore, alternativo, bizarro, underground, sino todo un mundo… Porque, mientras la sociedad nos marca claramente un camino a seguir tarde o temprano, con objetivos previamente delineados y una escala de valores ya definida, hay algunos “rebeldes” que se rehúsan a tomar las cosas por hechas y se tiran a la experimentación, a la búsqueda de nuevos límites, de nuevas formas, alternativas, y de nuevos valores.

Hernán Sáez, Walter Cornás, Pablo Parés y Berta Muñiz en la presentación
de Nunca asistas a este tipo de fiestas en el FantabAires del 99.

Porque estos chicos, estos jóvenes de 17 años que conformaron esta etapa adolescente (al igual que ellos mismos) de Farsa Producciones, no sólo consiguieron una satisfacción personal al realizar su primer largometraje, único del género en su país y con sólo 187 pesos (36,07€), sino que abrieron un nuevo mundo de posibilidades, gustos… “valores”, tanto a jóvenes inexpertos en la materia como a aquellos viejos soldados que transitaban el mismo camino y se vieron, bajo la luz de Plaga Zombie, acompañados de otra gente que sigue el mismo recorrido.

Como si de un pavo se tratara, toman el gusto por las patas y lo rellenan por otro agujero.

Como un resumido resumen de la sinopsis de la película podría servir el siguiente enunciado: “Alienígenas implantan en humanos un virus contagioso que los convierte en Zombies”.

Pero es que lo importante aquí va más allá del hilo conductor, y lo encontramos en su contenido, en el relleno del pavo: desde la loable labor de producción amateur, consiguiendo todo lo necesario para crear el universo que nos proponen; los personajes de cómic, con 3 protagonistas a saber: un médico botánico, un “trekki” informático y un luchador de catch, y cuyas situaciones dejan entrever las influencias del comic underground norteamericano; las influencias del cine de clase Z, cutre y/o casposo, con una gama de zombies que pasa por los agresivos, los que no se tienen en pié, los sádicos o guarros, los idiotas, los karatekas, los que se intentan escapar, los “jugosos” (también conocidos en los cines clandestinos al grito de “ese venía cargadito”); las interpretaciones imposibles, superando la barrera de la “mala actuación” gracias a la utilización de una lengua, idioma o acento “neutro”, como si del doblaje de una serie antigua se tratara; y la realización en todos sus apartados, desde la abundante creación de sangre, fluidos, vísceras, miembros y demás parafernalia gore, escatimando en los gastos y sin que esto afecte a la experiencia del espectador (o al menos no negativamente), pasando por los ojos de los propios realizadores al dejárselos en la cámara VHS editando las tomas “en directo”, grabando secuencialmente las tomas de las escenas, y terminando con una dirección en los planos única, extrema, llevando las concesiones hasta límites histriónicos con planos inclinados en 45º y 90º, vertiginosos zooms y peligrosísimos travellings “de cintura” cerrando plano, contrapicados de infarto, planos detalle desvergonzados, y un sinfín de recursos más que convierten a la película en una tesis de formas, una declaración de principios de un estilo que llevará por siempre implícito el registro de Farsa.




Así pues, queda patente la perfecta imperfección de esta película. Aquí se va más allá de la valoración ordinaria: la película es brutal, una joya, un curso sobre cómo hacer arte… sanía con tracción a pulmón y sangre. Y esto está fuera de toda duda, por lo que sólo queda lugar para una única cuestión: o estás de acuerdo con estas valoraciones y eres uno de los nuestros, o eres uno más del medio. Aunque ya te vi llegar… estás terminando de leer esto, y eso es porque ya has pasado y hasta te has puesto cómodo. Así que prepárate… aún queda la segunda parte…

PLAGA ZOMBIE: ZONA MUTANTE

-“Sobre gustos no hay nada escrito.”-, dijo una vieja que comía mierda.

"Stand hamburguesero" de Farsa Producciones en FantabAires 2001.
En ella estoy yo (abajo en el centro) junto a Hernán Sáez, Walter Cornás,
Pablo Parés y Berta Muñiz (además de un hermano y un espontáneo).

5 gruñidos

  1. Muy bueno!!! Muchas gracias!!! Grosas fotos!!!

    ResponderEliminar
  2. exelente critica, me agradaron mucho las siguientes aclaraciones .
    "imaginemos a un adolescente de 14 años a finales de los 90´ A.I." y la otra
    "convención de cómics FantaBaires ´98 A.M."
    asisti a los primeros 4 fantabaires, por lo cual ademas de dar fe me identifico con lo que expresas

    ResponderEliminar
  3. M.O.E

    Gracias muchachos... 3 meses después, pero mejor tarde que nunca.
    A ver si llegamos al millón de visitas en Youtube de PLAGA ZOMBIE y nos animamos a escribir otra sobre FILMATRÓN, con datos y fotos de su estreno en el Bafici... 2007? (como pasa el tiempo, la madre que...)
    Exitos!!

    ResponderEliminar
  4. hola que tal! estuve visitando tu blog y me pareció interesante, Me encantaría enlazar tu blog en los míos y de esta forma ambos nos ayudamos a difundir nuestras páginas. además estoy segura que su blog sería de mucho interés para mis visitantes!.Si puede sírvase a contactarme ariadna143@gmail.com

    saludos

    ResponderEliminar
  5. Me encanta! Adoro el género Zombie, me disfrace para Halloween y todo!
    Bueno quiería daros la enorabuena por el blog y deciros que tenéis mi voto!
    Un besoo

    ResponderEliminar