lunes, julio 08, 2013

El mejor juego de Microsoft fue publicado por IBM en 1991...

Y ahora es cuando todo el mundo pensará “¿pero de qué habla este tarado?”.
Pues amigos míos, hablo del precursor de juegos como el famoso Worms: ¡QBasic Gorillas!


Ya hablé de este juego en otro blog hace varios años y, aunque no es lo típico por aquí, he tenido que ponerlo jajaja. Aunque si lo pensáis bien, puede pegar en el blog ya que en el juego hay gorilas gigantes, plátanos explosivos y un sol con cara (como en los teletubbies xD).

Gorillas es un juego creado con QBasic (de hecho, venía como huevo de Pascua con el programa) en el que dos gorilas gigantes, quietos sobre los edificios de una ciudad random (en cada pantalla se generan de manera aleatoria) se tienen que lanzar plátanos explosivos para disfrute de un sol sonriente.

Visto así, el juego parece que es muy simple... y para qué engañarnos... lo es. Peeeeeeeero, tiene varios puntos muy curiosos que hacen que te enganches. Así que voy a explicar como es una partida de QB Gorillas para que veáis por qué me gusta tanto:

Hay que empezar diciendo que este juego es sólo multijugador, ya que no dispone de IA para manejar al segundo gorila. Al empezar la partida tenéis que poner los nombres de los jugadores y la cantidad de puntos totales que decidirán quién gana. Hasta ahí la cosa es normal, pero ahora viene lo bueno. El juego nos da la posibilidad de cambiar la gravedad (por defecto viene la de la Tierra, 9.8) lo que conlleva muchas maneras distintas de jugar (probad a aumentar la gravedad y ya veréis cómo cambia la dificultad).

Tras elegir la gravedad y ver una intro en la que los gorilas menean los brazos al son de una música hecha con zumbidos del sistema, empieza el juego con los gorilas separados sobre las azoteas de unos edificios generados aleatoriamente. Para lanzar un plátano hay que poner el ángulo de disparo y la fuerza del mismo teniendo en cuenta la dirección y velocidad del viento (y es bastante difícil, la verdad) y es entonces cuando vemos que un burruño amarillo sale del gorila disparado. Si impacta sobre un edificio, explota y hace un pequeño agujero... pero cuando impacta sobre el gorila oponente, hay una enorme explosión y el edificio resulta muy dañado.


Llegados a este punto, seguro que os habréis acordado del Worms... de cómo se destruyen los escenarios y de una de las mejores armas que hay, la Banana Bomb.

Así que nada. Si queréis probar el juego que hizo posible que hoy exista la saga Worms (entre otras), podéis probarlo online en una versión flash que es exactamente igual que el orignal (aunque te da la posibilidad de jugar contra una IA):
http://www.juegosfan.com/gorilla-bas

Como curiosidad, si os aburrís de lanzaros plátanos entre si, probad a lanzárselos al sol y ved lo que pasa...

Sin gruñidos

Berrea, grita, gruñe, comenta...