viernes, junio 26, 2009

Pandemia (fake trailer)

1 gruñido
¡Muy buenas!
Hoy os traemos un fake trailer titulado Pandemia, que nos ha enviado un lector del blog llamado Jorge Vallejo de Castro (ganador del Notodofilmfest de 2008 con el corto Cómo está el mundo, Fermín). El trailer nos cuenta como una epidemia que comienza en Madrid, se expande rápidamente por España convirtiendo a todas las personas en muertos vivientes.
Según nos dijo por e-mail "lo más curioso de este falso trailer es que todas los planos, a excepción del disparo, fueron rodados durante la Marcha Zombie de Madrid 09. Hay una gran carga de postproducción puesto que fue rodado de día, y en algunas escenas entra gente en plano, por lo que tuvo que ser borrado posteriormente".

Como extra, os pongo su blog y su canal de youtube:
Blog: http://www.jorgevallejo.es
Canal de youtube: http://www.youtube.com/user/sixto2003

lunes, junio 22, 2009

¡Votad a Cuidado con el Zombie!

1 gruñido

Hace unas semanas inscribimos nuestro blog en el concurso Premios 20blogs del diario gratuito 20minutos... Lo que necesitamos ahora es que pongáis algo de vuestra parte y nos votéis...
Para ello tenéis que pinchar en el link que hay debajo de la imagen o en la barra lateral y ponernos "estrellitas" para votar. ¡Gracias!

sábado, junio 20, 2009

I'm just a sweet transvestite

2 gruñidos
Título original: The Rocky Horror Picture Show
Género: Musical/Humor Negro/Sci-Fi
País: Estados Unidos
Duración: 100 minutos
Año: 1975
Director: Jim Sharman
Guión: Jim Sharman y Richard O’Brien
Intérpretes: Barry Bostwick, Patricia Quinn, Peter Hinwood, Richard O'Brien, Susan Sarandon y Tim Curry
Música: Richard O’Brien
Fotografía: Peter Suschitzky
Producción: Michael White

Sinopsis:
Brad y Janet, dos típicos americanitos de pro, se prometen tras asistir a la boda de unos amigos. Esa misma noche, viajando en coche, en medio de una lluvia torrencial, pinchan una rueda del coche y deciden ir a un castillo que habían pasado para ver si pueden telefonear.
Mientras vuelven, se extrañan de ver un montón de motoristas que se dirigen al castillo. Cuando llegan, se encuentran con un extraño mayordomo que les invita a pasar, una criada alocada y un montón de “convencionalistas” que han asistido a la convención anual del profesor Frank’N’Furter. La parejita se ve envuelta, entonces, en una sucesión de extrañas situaciones, alocados números musicales y mucha lujuria.

Comentario:
Descarada, irreverente, alocada, diferente, divertídisma... única. Eso es The Rocky Horror Picture Show. Cinta de culto donde las haya, muchos dicen que la primera, y la mejor película musical que se haya rodado para quien esto suscribe. Dirigida por Jim Sharman y basada en su musical The Rocky Horror Show.

Esta cinta irrepetible es a la vez homenaje y sátira de las antiguas producciones de serie B, sobre todo las de ciencia ficción de los 50 y 60, y más concretamente las de la RKO. Con un argumento típico de producción de Serie B, esto es, la pareja protagonista entra en el castillo (de noche) de un científico que ha creado una critura y de lo que les ocurre, con sombrío mayordomo jorobado y todo. A partir de esto, surgen una serie de personajes irrepetibles, como Riff Raff (el factótum), Magenta (la criada), Columbia (una groopie), Rocky (la criatura), los transilvanos y, por supuesto, el profesor Frank'N'Furter encarnado por el gran Tim Curry.

Frank es un científico travestido que ha creado a su criatura, una especie de tío macizo y rubio con calzones dorados, para aliviar sus tensiones, y quiere presentarlo en sociedad. En medio de esto se encuentran nuestros héroes, Brad y Janet, tan decentes y vírgenes. Irremisiblemente, se ven arrastrados por la lujuria y el desenfreno de Frank, haciéndoles cambiar en el proceso, porque los personajes no son los mismos al empezar la película que en su final. ¿Cómo podrían serlo con todo lo que les ocurre?

Los números musicales, magníficos y satíricos, con multitud de referencias a películas de Sci-Fi o a situaciones típicas, empezando por una de las mejores canciones de la cinta, Sciencie Fiction Doble Feature, cantada por los conocidos labios, el célebre Time Warp, que todo el mundo sabe cómo se baila (Un salto a la izquierda, un salto a la derecha, las manos en la cintura, junta las rodillas y el golpe pélvico es lo que realmente te enloquece), la propia Sweet Transvestite, la cojonuda Hot Patootie, cantada por Meatlof, la divertida Touch-a, Touch-a, Touch Me, y los números finales como Rose Tints my World, Wild and Untamed thing y, quizá la que más condensa el espíritu de la película, por su mensaje, Don't Dream It, Be It - No lo sueñes, vívelo -.

La cinta termina con un ¿giro inesperado?, dejando una extraña sensación tras de sí. No me queda más que recomendar encarecidamente el visionado de esta película, que no deja indiferente a nadie. Let's do the Time Warp again!


(haz clic en las imágenes para verlas más grandes)

viernes, junio 19, 2009

Camiseta de Troll 2

5 gruñidos
¡Buenas a todos!
Aprovechando que ha terminado el curso y que dispongo aún de más tiempo libre, pues me he hecho un diseño para una camiseta. Y como no podía ser de otra manera, es sobre la que han acertado en llamar “best worst movie” (mejor peor película): Troll 2.
Para los que no la conozcáis, es una película de culto, cutre de cojones, en la que los malos son goblins cuya ropa es un saco de patatas y que se alimentan de personas después de convertirlas en una masa viscosa verde, supuestamente vegetales. Y estaréis pensando "Si se llama Troll 2, ¿por qué salen goblins?"... Pues es un misterio que os resolveré en no mucho tiempo, cuando termine el artículo que estoy preparando sobre la película.

El caso es que el diseño se puede decir que no es nuevo, pues ya lo había visto por Internet. Pero, mi diseño cambia un poco respecto al original (de hecho, capturé una escena de la peli para hacerlo): la cara no tiene las mismas sombras exactamente, tiene otro tipo distinto de fuente, pone la frase entera “Oh my God!” en vez de “OMG” y por detrás le he añadido el título de la película (que la original no tenía).
Por cierto, la camiseta es de la escena más famosa de la película, cuyo vídeo os he puesto al final de esta entrada.
Y nada más. Así que he aquí una preview (echa por mí) de la camiseta que en unas semanas llevaré puesta :)
¡Saludos!




miércoles, junio 10, 2009

Películas para olvidar

2 gruñidos
Todavía no sé por qué veo tantas películas malas (no os podéis hacer una idea de la cantidad de películas que he visto y de la mala calidad que eran), pero bueno, por lo menos os puedo avisar para que vosotros no sufráis lo mismo que yo, jajaja. Hoy os voy a edcir cuatro que podéis pasar perfectamente sin verlas. La de "La posesión" la vi porque la primera película me pareció entretenida... craso error, "The mark" la vi porque me pareció curiosa la sinopsis, "Drive Thru" porque me gustó el aspecto del asesino y la sinopsis, y la de "Realidad mortal" no sé ni por qué intenté verla. Vamos al turrón.

La posesión (Witchboard 3) de Peter Svatek, trata de una pareja se muda a un edificio, y el marido acaba jugando a la ouija con un vecino. Al morir el vecino, por una serie de acontecimientos acaba en el cuerpo del marido y ya sabéis lo que sigue: el marido intenta recuperar su cuerpo y bla, bla, bla... sólo puedo decir que es muy mala, y los efectos son de lo peor. Y ya no digamos ese "pedazo" de demonio de gomaespuma que sale al final de la peli. Prefiero mil veces antes la primera que esta. No la veais bajo ningún concepto.


Realidad mortal de Rafal Zielinski, va de un grupo de adolescentes entran a un reality show y van siendo asesinados uno a uno... Bueno, es aburrida o más bien tediosa, las actuaciones son de pena y el guión parece escrito por un mono con dislexia. Es que ni las muertes molan. ¿Qué más puedo decir de una película que no he conseguido ver entera? Sólo una cosa: si queréis perder una hora y pico de vuestra vida, ésta es vuestra película.




Drive Thru de Brendan Cowles y Shane Kuhn, aquí llamada "Fast food killer" (ya ni traducen los títulos, sino que ponen otro en inglés), es un slasher para adolescentes con cierto parecido a "Pesadilla en Elm Street". Es bastante malo (con muchas tías buenas), pero la BSO es cojonuda (death metal a saco, y a veces un poco de hip hop). Y digo que se parece a "Pesadilla en Elm Street" porque un grupo de amigos mata a un tío quemándole, y luego éste regresa muchos años después para matar a los hijos de los que le mataron. Tiene algunas cosillas que molan, como el payaso asesino, sus armas y algunas muertes, pero en general no destaca por nada, salvo por lo mala que es.

The Mark, la señal de la muerte de Mariano Equizzi, es una película de un fantasma cabreado al estilo "the grudge"... En cuestión, un tío se lía con una alumna nueva que está muy buena y al poco ésta desaparece. Entonces, un viejo amigo del pobre chaval le avisa de que la rubia le ha dejado una maldición del copón. Así que esta rubia potente, en forma de espectro black-metalero (por el maquillaje que lleva), siembra el terror...
Si ya has visto todas las películas interesantes de maldiciones con fantasmas que podías ver, es el momento de ver esta.

Lo que es recomendar, no os recomiendo ninguna... pero si sentís curiosidad por ver alguna, que sea la de Drive thru que por lo menos tiene un pase.

miércoles, junio 03, 2009

Dünyayi kurtaran adam... el hombre que salvó el mundo, o la película más delirante de la historia

5 gruñidos
Cuando estoy con mis amigos y sale en nuestras conversaciones el cine turco, no podemos evitar esbozar una sonrisa (y al final acabamos a carcajada limpia). Y es que las películas turcas tienen un “algo” que otras no tienen: cutrez absoluta. Todas las películas turcas que he visto eran malas a más no poder. No obstante, me he divertido viendo todas y cada una de ellas.
En estas películas, hay escenas sin sentido alguno, luchas de artes marciales con supervelocidad, espadas de cartón, escenas extraídas directamente de las correspondientes películas originales que versionan, tonos rarísimos de color, actuaciones de risa, y un largo etcétera de elementos curiosos.
El caso es que incluso he llegado a convertirme en fan de un actor turco que en todas sus películas sale practicando artes marciales: Cüneyt Arkin.
Los que ya conozcáis este cine (y seguro que sois muchos), le habréis visto en “Lion Man” y “En büyük yumruk” entre otras. ¡Qué gran hombre!
Pues en esta primera parte (voy a hacer varias), como no podía ser de otra manera, voy a comentaros una película de Cüneyt Arkin (que vuelvo a repetir que este tío ¡es muy grande!).

Título original: Dünyayi kurtaran adam
Género: Sci-Fi, Artes Marciales, Acción
País: Turquía
Duración: 90 minutos
Año: 1982
Director: Çetin Inanç
Guión: Cüneyt Arkin
Intérpretes: Cüneyt Arkin, Aytekin Akkaya, Füsun Uçar, Hüseyin Peyda
Producción: Anit Film

Sinopsis:
Dos guerreros espaciales de la Tierra caen en un extraño planeta en el que se erigen como paladines de una civilización que es amenazada por un temible mago.

Comentario:
Dünyayi Kurtaran Adam de Çetin Inanç, la llamada Star Wars turca, fue la primera película que vi de este “maravilloso” cine y me quedé impactado (creo que esa es la palabra más adecuada). Desde el momento en que empieza con un batiburrillo de escenas (algunas de ellas sacadas directamente de Star Wars) en las que te meten en la historia, o eso pretenden porque no hay dios que se entere, ya ves que no es una película a la usanza.
La cosa va de que las razas, religiones y países en la Tierra se unificaron y conquistaron el espacio, pero más tarde la Tierra explotó en pedazos por las bombas nucleares. Entonces los hombres intentaron alcanzar la inmortalidad… Por el ansia de poder hubo más luchas y la Tierra (que supuestamente estaba destruida) se tuvo que enfrentar a un nuevo enemigo, “el rayo láser”, que la destruyó convirtiéndola en polvo… Y ya van dos destrucciones de la tierra… Entonces, los terrestres empezaron a defender la Tierra (2 veces destruida) con un escudo hecho con la mente humana y la voluntad… pero la Tierra era destruida cada vez que la disparaban con el rayo láser… y creo que ya no cuento más, porque se os puede licuar el cerebro…
Los dos mayores guerreros turcos (uno de ellos hermano no declarado de Georgie Dann y el otro es el Puma, jajaja), son enviados a buscar al enemigo desconocido de la Tierra, que está en una nave con paredes cubiertas de gotelé… El caso es que este malo no se pone de acuerdo en lo que quiere hacer con la Tierra, porque a ratos dice que la va a destruir, y cuando le da la neura dice que la Tierra será suya… o que también dice que para el no existe el tiempo, pero luego resulta que dice tener mil años… ¿pero en qué quedamos?

Nuestros amigos comienzan volando en naves espaciales de las que sólo se ve la cabina, y al fondo, en croma, pues han puesto una sucesión de imágenes de Star Wars, con lo cual hay cambios de escena en el fondo pero la cabina sigue igual.
Después de una batalla absurda en la que hay más escenas de Star Wars sin ningún orden concreto, nuestros héroes caen con sus naves a un planeta desconocido y se ponen a andar entre montañas pensando en la posibilidad de estar en un planeta habitado sólo por mujeres… y de repente se encuentran frente a las tres grandes pirámides y la famosa esfinge, ¿¡WTF!?
A partir de ahí la película tiene menos sentido aún y sólo hay escenas de luchas contra monstruos/extraterrestres/indefinidos... algunos se parecen a Elmo pero de adulto, otros son tíos vendados, uno lleva una máscara con cara de chino (¿?), otro es un tío pintado de verde... y no os digo más porque es demasiado. Eso si, estas escenas de artes marciales no tienen desperdicio. Cutres como ellas solas, con golpes que no matarían ni a una mosca, saltos interminables en camas elásticas para luego acabar con patadas cutres y luchas con una espada que parece de cartón y que muchas veces cogen por la hoja sin cortarse… siempre con la música de Indiana Jones de fondo.

Para no eternizar el texto, voy a resumir más aún los acontecimientos:
Los héroes llegan a una población humana reprimida por el malo e intentan salvarles, lo cual sólo pueden hacer matando al malo, que resulta ser un mago de la Tierra. Se entrenan atándose piedras enormes a los tobillos para saltar, pegando patadas a rocas o reventándolas a hostias, dando manotazos al suelo y saltando eternamente sobre camas elásticas (escenas tronchantes a más no poder). Entonces hay más luchas hasta que nos cuentan una historia que pa qué… Nos cuentan que el planeta en el que han caído los protas era un pedazo de la tierra que se perdió en el espacio… La tribu del Islam era la más fuerte y era el modelo a seguir. La gente se alejó de dios y empezaron las guerras y el mundo se convirtió en el blanco de todo el mal del universo… Los supervivientes creyentes se reunieron alrededor de una montaña de cobre que fundieron para crear una espada y unificaron todo el poder de la humanidad en un cerebro. Y nuestro héroe guay, el que se parece al Puma, debe ir a buscarlos para matar al malo… ¿Qué clase de mente puede pensar una historia de este tipo?
El caso es que al final funde la espada y el cerebro, mete las manos en el cobre líquido (lo cual debería habérselas deshecho) y al sacarlas tiene puestos unos maravillosos guanteletes de cobre cutres de cojones. Al final de la película, es con estos guanteletes con los que, con un certero golpe de karate, parte al malo por la mitad de arriba abajo (aunque cada mitad tiene la nariz completa).

En resumidas cuentas, cutrería, cenutrios, caspa, personajes de Barrio Sésamo y un clon de Georgie Dann y otro de el Puma. Como película, de lo peor que existe… pero si queréis descojonaros vivos en una tarde aburrida, os la recomiendo.


(haz clic en las imágenes para verlas más grandes)


lunes, junio 01, 2009

Cine diarreico 2

10 gruñidos
Voy a comentar hoy varias películas, la mayoría de las cuales no he llegado a ver enteras por enfermizas. Es decir, no recomiendo ver ninguna de estas películas. Al leer sobre ellas, me dio curiosidad por ver si eran tan enfermizas como se decía… y ahora me pregunto ¿por qué coño se me ocurriría comprobarlo? Ya se sabe que la curiosidad mató al gato. En serio, no las veáis.

Guinea pig, Flowers of flesh and blood, de Hideshi Hino. En esta enfermedad visual japonesa, que pertenece a una serie de películas, que fue tomada como una snuff verdadera (incluso se inició una investigación debido a una denuncia del actor Charlie Sheen), nos presenta a un tipo vestido de samurai, que inyecta a una mujer una droga que convierte el dolor en placer. Tras esto, se dedica a la metódica amputación de los miembros de la chica, así como a abrirle el vientre, creando una depravada “obra de arte”. Después se nos ofrece una panorámica de los demás “trabajos artísticos” del tipejo este, como cuerpos en la bañera plagados de gusanos y cosas así. El tan ajeno concepto que tienen de ver el arte y la belleza a través de la violencia. Para estómagos duros.

Ilsa, la loba de las SS, de Don Edmons. ¿Qué decir de una película que hasta el propio director se avergonzó de haber hecho? La cinta, considerada de culto, trata sobre una oficial de las SS que en nombre de la guerra realiza los experimentos (torturas) más aberrantes que se le ocurren, mientras se pasa por la piedra a todo el que puede. Mezcla de sexo y violencia, no es más que un compendio de escenas realmente brutales (las torturas), escenas muy subidas de tono y un gran empeño en mostrarnos el voluptuoso cuerpo desnudo de Dyanne Thorne. Poco más tiene esta película que, de hecho, sólo he visto a trozos. Las otras dos películas de la trilogía son más de lo mismo.

Saló o los 120 días de Sodoma, de Pier Paolo Passolini. Una de las películas más desagradables de la historia. Inspirada en el libro del Marqués de Sade, trata sobre unos aristócratas fascistas totalmente depravados, que tienen a un montón de jovencitos como meros esclavos, y a los que hacen pasar por todas las vejaciones y humillaciones posibles. Consta de cuatro segmentos temáticos o círculos: el Anteinfierno, donde los jóvenes son capturados. El círculo de las manías, donde los fascistas se dedican a saciar su apetito sexual con los chicos y chicas de las formas más humillantes. El círculo de la mierda, donde se prepara un festín con la mierda de los pobres chavales. Y por último el círculo de la sangre, donde los fascistas torturan, matan y violan de las formas más crudas y gráficas a los jóvenes. Un encanto de película, vaya.

The burning moon, de Olaf Ittenbach. Cinta de ultragore alemán, en la que un chico drogadicto se queda una noche al cuidado de su hermana, y no se le ocurre otra cosa que contarla dos historias a cada cual más macabra. En la primera, menos “interesante”, un trastornado se pela a la familia de su novia en una sangrienta masacre. En la segunda, un cura rapta chicas y las sacrifica en honor de Satán. En esta segunda historia, lo realmente “interesante” es la extraña visión del infierno que vemos en ella. Casi parece un manicomio surrealista, con gente perturbada (claro), amputaciones, almas torturadas y cosas extrañas. Para ponérsela a tu hermano pequeño.

Das komabrutale duell, de Heiko Fipper. Cinta muy bizarra y amateur que es casi imposible de ver entera, que más que rodada, parece haber sido vomitada por alguien. Gore de baratillo, exagerado y al peso. Escenas brutales (pero cutrísimas) que se suceden una detrás de otra casi sin solución de continuidad, de un cutrerío tal que llega un punto en que la sangre parece barro. O es barro. Debe tener un argumento, pero merced a mi salud mental no me he molestado en averiguarlo.

Holocausto caníbal, de Ruggero Deodato. Esta sí que la he visto entera. Un tío, no recuerdo si es explorador, documentalista o qué carajo (no iba a volver a ver esta cosa para asegurarme, la verdad), encuentra el metraje de un grupo que había ido a hacer un documental sobre caníbales. Al ver la película, descubren una panda de cabrones que matan animales, violan a una nativa y queman un poblado. Por supuesto, encuentran la muerte al final. En fin, algo de sexo turbio, violencia que se pretendía “real”, muertes de animales (estas escenas sí eran reales), barro, sangre y caníbales. Una lindeza digna para limpiarse el culo tras ir de vientre. Poco o nada recomendable. Como cualquier cinta de “cine” mondo.

Insisto en que yo no recomiendo ninguna. Yo sólo he conseguido ver una entera. Muchas son consideradas obras de culto, algunas incluso obras maestras. No sé quién tiene los santos huevos de ponerles esas etiquetas, pero bueno, para gustos...

Encuesta sobre el diseño del blog

Sin gruñidos
Pues nada, amigos, la encuesta ya esta cerrada desde hace unos días y estos han sido los resultados:

Es muy bueno - 3 (42%)
No está mal - 1 (14%)
Puede pasar... - 1 (14%)
No me gusta mucho - 2 (28%)
Es una mierda - 0 (0%)

En general, pensáis que el diseño no está mal del todo, así que lo estoy cambiando un poco para ver si así os gusta más. En unos días habré terminado.
¡Saludos a todos!