miércoles, septiembre 24, 2008

El cine de Takashi Miike, primera parte: Visitor Q

Aprovechando la entrada sobre cine gore japonés que nos ha traído mi compañero, quiero comenzar una pequeña serie de artículos sobre el personal cine de este director que me encanta, Takashi Miike. Empecemos.

Título original: Bijitâ Q
Género: Drama / Humor negro
País: Japón
Duración: 84 minutos
Año: 2001
Director: Takashi Miike
Guión: Itaru Era
Intérpretes: Fujiko, Jun Muto, Kenichi Endo y Shoho Nakahara
Música: Koji Endo
Fotografía: Hideo Yamamoto
Producción: Reiko Arakawa y Susumu Nakajim

Sinopsis:
Un reportero televisivo venido a menos, intenta rodar un documental sobre la violencia juvenil y el sexo. Para ello es capaz de todo, hasta de grabar cómo apalean a su propio hijo y de grabar cómo contrata los servicios de su propia hija. Entra en escena un extraño, al que se le denomina Q, que pasa a formar parte de la familia, en la que el hijo pega a la madre, la madre es adicta a la droga y el padre está pasadísimo de rosca.

Comentario:
Bien, esta es una película clave en la filmografía de este más que interesante director. Pero a la vez es una película que no recomiendo a todo el mundo, ya que es bastante perturbadora. En esta cinta, Miike se dedica a poner ante nuestros ojos a una familia cuya disfunción está más allá de todo límite y que, supongo yo, representa en cierta manera lo más sórdido de la sociedad (en este caso la sociedad japonesa).
La madre es una adicta a las drogas que se prostituye para poder comprarlas y que, debido al visitante, descubre una extraña filia, y es apretarse los pechos para sacar la leche (obsesión que da lugar a unas escenas de los mas surrealistas y, de manera algo retorcida, divertidas).
El hijo maltrata a su madre de todas las formas posibles, incluso tiene un armario lleno de instrumentos para tal fin, pero a su vez es maltratado por sus compañeros de instituto, que le humillan y le pegan, incluso le lanzan petardos y cohetes a la casa.
La hija, que sale bien poco, es una prostituta que se acuesta con su padre, y que le cobra más dinero de lo normal por “correrse demasiado pronto”.
Y el padre, que es sin duda el más torcido de todos, hace cualquier cosa para rodar sus documentales (en uno de ellos, unos chicos a quienes estaba filmando, le meten el micrófono por el culo mientras lo graban y, lo peor de todo, es que el tío se lo da a su jefa para que lo retransmita). También se despierta en él la necrofilia, al tirarse a su jefa después de matarla y llevarla a su propio invernadero, lo que dará paso, tras una escena bastante escatológica, a la escena más divertida de la película, la escena de la “desconexión”.
El Visitante Q, sin demasiadas explicaciones de por qué está allí (de hecho, ninguna), actúa en cierta manera como conductor de la película, siendo la causa de algunos de los cambios y actos de esta gente, o como simple testigo de los mismos, hasta llegar al final, atípico y desfasado y, en cierta forma retorcida, feliz.
Pero toda esta sordidez y retorcimiento está, en cierta manera, “rebajada”, o más bien filtrada por el humor negro que vela toda la película. Es decir, las escenas son duras, sí, son perturbadoras, sí, pero están llevadas casi al esperpento, causando unas sensaciones extrañas y contrapuestas, al provocar desagrado y hacer gracia al mismo tiempo. La escena de la necrofilia es un buen ejemplo. Es una secuencia, a todas luces, desagradable y retorcida, pero está llevada de tal manera que no puedes sino reírte ante lo que estás viendo.

Resumiendo, es una película extrema, repulsiva, impactante y cien por cien Miike. No sabría decir si se disfruta o si se sufre, sólo que resulta imprescindible para todo aficionado al cine de Takashi, y para los que gusten de películas en las que no importan los límites que haya que rebasar para exponer sus temas e ideas.


(haz clic en las imágenes para verlas más grandes)

6 gruñidos

  1. Una peli maravillosa donde las haya. Como dices, Miike 100%. O lo adoras o lo odias.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Vamos takashi como siempre un campeon de lo enfermo

    ResponderEliminar
  3. Bueno, tan insigne obra de arte no puede ser mas que alabada. Que trabajo tan excelso de Takashi Miike!! Lo unico creo que falto para redondear este magnus opus es tal vez un poco de satanismo, sacrificios humanos, coprofagia, canibalismo, orgias tumultuarias gays, uso heretico sexual de emblemas religiosos, zoofilia, mas depravacion sexual, todas las filias sexuales posibles (las prohibidas por los gobiernos del mundo), quema de crucifijos,nazismo, agonia salvaje y violencia extrema, sexo anal doble y triple; y un poco de racismo aderezado a la vieja usanza de Buñuel y el Marques de Sade. Tantas ideas que generan esta clase de materiales,

    Voy a ponersela a mis estudiantes en el liceo para que emulen las mejores caracteristicas del genero humano y que engendren su propia moral al mas puro estilo del tio Nietzche. Salud!!

    ResponderEliminar
  4. ¿Cómo se llama la actriz que hace dela madre y en que otras películas a actuado?

    ResponderEliminar
  5. ¿Cómo se llama la actriz que hace dela madre y en que otras películas a actuado?

    ResponderEliminar